Comunicate Digital
 Sábado, 24 de febrero de 2018
youtube facebook twitter RSS
Buscar en:
btnTlaxcala btnPuebla
 
 

Semana Nacional del Emprendedor 2016, lo bueno casi no se cuenta

Emprendedor-2016-lo-bueno-casi-no-se-cuenta-02102016-184315.JPG
 *Alberto Jiménez Merino
 Domingo, 02 de Oct del 2016

Cuando Nick Vujicic, un niño australiano, nacido en 1982 con limitaciones físicaspor no poseer brazos ni piernas, le dijo a su madre que quería ser conferencista, la respuesta que obtuvo fue que nunca podría serlo.

Decidido a lograrlo, empezó a comunicarse telefónicamente a 54 distintas escuelas y universidades ofreciendo sus conferencias sin obtener respuesta positiva, pero fue en el intento número 55 que una escuela lo aceptó para que pudiera hablar, durante 10 minutos, ante 15 personas recibiendo una pequeña remuneración de 50 dólares que sólo le  sirvieron para pagar el transporte. Así fue que inició un exitoso camino como conferencista motivacional a nivel internacional y hoy en día, recibe 10 mil solicitudes anualmente de las que sólo puede atender 250.

Esta anécdota viene a colasión debido a que un emprendedor puede definirse como un creador de nuevos negocios. Un emprendedor es aquel que, teniendo una idea, busca los medios para ejecutarla sin hacer caso a aquellos que le dicen que no  lo puede hacer. Invariablemente, los emprendedores siempre empiezan donde están, usan lo que tienen y hacen lo que pueden. Un emprendedor es un loco, que sí lo acepta.

Sin embargo, ser emprendedor en México es una gran hazaña.

En primer lugar porque la pobreza en la que se encuentra dos tercios de la población, sigue siendo, sin duda, el problema socioeconómico más grave. Las necesidades económicas diarias no le permiten pensar ni invertir. Aunado a ello, según datos estadísticos, 8 de cada 10 mexicanos no tienen educación financiera ni  el sistema educativo nacional la ha incluido entre sus contenidos.

Es una hazaña también, porque no existen los apoyos de capacitación, asesoría y financiamiento suficientes para promover el emprendedurismo. Los microcréditos son muy caros y la usurería todavía sigue siendo el mayor sistema de préstamo en las comunidades rurales así como la tarjeta de crédito lo es en las zonas urbanas.

Hace más de dos décadas, en 1991 para ser exactos, para poder iniciar la producción de semillas en Tehuitzingo, Puebla, tuve que recurrir a un préstamo de 20 mil pesos el cual implicó que me realizaran un cargo dell 10 por ciento  de interés mensual.

“Todo esto que hemos realizado ha sido con nuestros recursos y nuestro esfuerzo, no hemos tenido apoyo del gobierno”, me han referido cientos de emprendedores en diferentes partes del estado de Puebla a lo largo de casi 25 años. Mi respuesta ha sido: “no conozco otra forma de empezar y de lograr algo trascendente más que de esa forma. Todo requiere de un gran esfuerzo. Ser producto de la cultura del esfuerzo nunca ha sido fácil”.

Es de esta forma que desde el año 2000 empezaron los productores de pitahayas en Huitziltepec y Caltepec, los de bambú en Tenampulco, Ayotoxco y Hueytamalco, los productores de árboles de navidad en Chignahuapan, las productoras de pescado bagre en Teotlalco, los invernaderos de Aquixtla y Tetela de Ocampo, los productores de maderas finas en la Sierra Nororiente. Y así  lo han hecho, por décadas, nuestros artesanos en más de 200 municipios de Puebla.  

El langostino en Izuúar de Matamoros, el litchi en Jonotla, el aguacate en Tianguismanalco, el Huitlacoche en Huaquechula, la Chía y Quinóa en Atzitzihuacán, el Amaranto en Tochimilco y el maguey mezcalero en San Diego la Mesa Tochimilcingo, Tepeojuma y Huehuetlán el Grande, son un ejemplo más de este ahínco . En este último, el esfuerzo de los productores y el apoyo que algunos gobiernos han brindado, ha hecho posible que en sólo 16 años se haya pasado de 0 a 18 marcas embotelladas y una superficie considerable de plantación del agave que antes sólo se obtenía de recolección.

Por todo lo aquí mencionado, me parece un gran acierto y un gran esfuerzo del Gobierno de la República, a través de la Secretaria de Economía, la creación del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), encargado de instrumentar y coordinar la política nacional de apoyo incluyente a emprendedores y a las micro, pequeñas y medianas empresas. Este organismo público realizará, a partir de este lunes 3 y hasta el sábado 8 de octubre del 2016, la Semana Nacional del Emprendedor.

El tema central de este año es “Las Industrias del Futuro”, principalmente en el rubro de nanotecnología, vivienda sostenible, viajes al espacio y aplicaciones móviles. Se espera la asistencia de más de 120 mil personas quienes podrán participar en 450 conferencias y talleres de 13 ecosistemas.

INADEM ha ejercido del 2013 al 2015 un total de 23 mil millones de pesos con lo que se han apoyado a más de 2 millones de emprendedores y MIPYMES. Para el 2016 tiene un presupuesto cercano a 7 mil millones de pesos.

La Semana Nacional del Emprendedor 2016 es el evento más importante de innovación y emprendimiento en México. Se llevará a cabo en la Expo Santa Fe y la entrada es gratuita. Está diseñado para que puedan participar emprendedores que recién inician sus proyectos, pequeñas y medianas empresas, estudiantes y profesionales que buscan conocer más sobre su área de interés; y esto, es un claro ejemplo de que lo bueno casi no se cuenta.

Tw: @jimenezmerino

Fb: Alberto Jimenez Merino

Instargram: ajimenezmerino

* Director del Centro Internacional de Seguridad Alimentaria

comments powered by Disqus
 
Copyright © 2013  -  www.comunicatedigital.com